Parejas que se aman con la mirada


Desde que el nombre LÛVE empezó a sonar no paraba de pensar cómo sería volver a fotografiar después de una pandemia y ¡oh sorpresa! volví a sentir eso en una boda y una sesión que me hizo desempolvar mi equipo y a seguir con este sueño, ahora somos LÛVE y me puse la camiseta (literal). Espero seguir creciendo como profesional y persona. Gracias queridos Luisa y Luis.


Luis.